Introducción

El plástico ha sido el material de embalaje más utilizado a nivel mundial. El bajo costo, la facilidad de fabricación y la versatilidad lo hacen tan popular. Sin embargo, los envases de tubos de papel están dando dificultades a los envases de plástico. Está siendo utilizado por más y más industrias y está encontrando aceptación mundial entre las industrias, las autoridades reguladoras y los clientes. El artículo actual analiza las diferencias clave entre el tubo de papel y el empaque de la caja de plástico y recomienda cuál es la mejor opción.

Carbon FootpEl carbono

La huella de carbono de los tubos de papel y los envases de cajas de plástico se puede atribuir a diferentes etapas a partir de su proceso de fabricación. La fabricación mundial de plástico representa casi 3.8% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero. Esto es el doble de las emisiones de la industria aérea mundial. Para proporcionar una perspectiva, si la industria de fabricación de plástico fuera un país, sería el quinto mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo. El abastecimiento y la fabricación de envases de tubos de papel también requieren una energía considerable. Sin embargo, su contribución a la emisión global de gases de efecto invernadero es de solo 1%. Esto es posible gracias al uso de fuentes de energía de fabricación ecológicas como biomasa, biogás, hidroelectricidad, etc. Un gran porcentaje de los tubos de papel están hechos de materiales reciclados, lo que reduce aún más sus emisiones y huella de carbono.

1 tonelada de tubos de papel aporta casi 538 kg de dióxido de carbono durante su ciclo de vida, incluido el abastecimiento de materias primas, los procesos de fabricación y la eliminación. El plástico se fabrica a partir de petróleo crudo, que tiene una huella de carbono significativamente más alta debido a procesos como extracción, refinamiento, transporte, etc. Todo el plástico no se recicla y una parte considerable termina en vertederos y fondos marinos, lo que no es bueno para el medio ambiente. Se estima que 1 kg de plástico puede tener una huella de dióxido de carbono de hasta 6 kg. Esto es casi 12 veces la huella de carbono de los tubos de papel y el cartón utilizados para el embalaje de tubos de papel. El plástico también produce emisiones mucho más altas cuando se incinera.

Por lo tanto, el empaque de tubo de papel es más ecológico que el empaque de caja de plástico debido a una huella de carbono mucho menor. Se está convirtiendo en la opción de embalaje preferida para las industrias y es aceptado por los clientes.

Peso y facilidad de transporte

El peso de la caja de embalaje es una consideración importante para elegir el material de embalaje. El material de embalaje liviano es mejor ya que es más fácil de transportar. Tradicionalmente, el plástico era el material de embalaje preferido, ya que era duradero y ligero. Los tubos de cartón y papel eran más pesados y menos preferidos. Sin embargo, con la mejora en la tecnología y los procesos de producción, los tubos de papel se han vuelto mucho más livianos. Los envases de tubos de papel son livianos y fáciles de apilar. Esto significa que se pueden almacenar más productos en la camioneta de transporte. Ser liviano también implica que se pueden enviar más productos con el mismo combustible, lo que reduce aún más la huella de carbono de los envases de tubos de papel.

Idoneidad para su uso en envases de alimentos

El envasado de productos alimenticios requiere más precaución y cuidado. Los productos alimenticios son perecederos y pueden contaminarse rápidamente. Algunos plásticos no son adecuados para envasar alimentos. Pueden reaccionar con los productos alimenticios y contaminarlos. Esto puede hacer que los alimentos envasados no sean aptos para el consumo. Los envases de tubos de papel se utilizan ampliamente en la industria alimentaria. Utiliza un revestimiento de papel que es inerte y químicamente estable. El revestimiento de papel no reacciona con los alimentos envasados. Esto asegura que el producto alimenticio envasado sea seguro y completamente seguro para el consumo humano. Los productos alimenticios para bebés también se envasan utilizando envases de tubos de papel en estos días. Esta naturaleza químicamente estable de los envases de tubos de papel lo convierte en una alternativa popular también en la industria cosmética. Muchas grandes marcas de cosméticos y moda se están moviendo hacia los envases de tubos de papel como una alternativa segura y ecológica al plástico.

Ecología

Las empresas son cada vez más respetuosas con el medio ambiente. Existe una creciente preocupación por los daños causados al medio ambiente por los envases de plástico a lo largo del tiempo. Los envases de plástico no son ecológicos ya que la mayoría no se recicla. Estos residuos de envases de plástico terminan en vertederos o en el lecho marino. Pueden permanecer allí durante décadas o incluso siglos antes de degradarse por completo. Los clientes también son conscientes de los peligros potenciales para el medio ambiente de los envases de plástico y están aceptando envases sostenibles.

Incluso en los países más desarrollados con altas tasas de reciclaje, las tasas de reciclaje de plástico siguen siendo abismales. Casi 75% de envases de papel y cartón se reciclan en Australia, mientras que menos de un tercio del plástico se recicla. En la UE, 86% de cartón y papel se recicla, 10% se vierte en vertederos y el resto se incinera. Por otro lado, solo se recicla 40% de plástico, 30% termina en vertederos y 30% se incinera. La fabricación de plástico a partir de nueva materia prima tiene altas emisiones. Por lo tanto, los envases de tubos de papel tienen una ventaja clara sobre los envases de cajas de plástico, ya que son más ecológicos.

Durabilidad

Uno de los propósitos principales del empaque es proteger el producto empaquetado. Los envases de tubos de papel se pueden diseñar en diferentes tamaños para adaptarse a diferentes productos. En el mercado se encuentran disponibles tubos de papel de distinta resistencia y durabilidad. Puede elegir según el tipo de producto a empaquetar y enviar. El producto se coloca de forma segura entre los tubos de papel que lo protegen de daños. El embalaje de tubos de papel es duradero y protege el producto de daños durante el tránsito prolongado. También es ideal para el envío de productos por rutas marítimas que pueden tardar varios días en llegar a su destino. Puede proteger el producto de elementos climáticos como viento, radiación ultravioleta, altas temperaturas, etc.

El embalaje de caja de plástico también proporciona una buena durabilidad y protección. Ofrecen una mejor protección contra la humedad que los envases de tubos de papel y, por lo tanto, pueden ser preferidos para productos que necesitan más protección contra la humedad.

Facilidad de marca

El empaque tiene el propósito de atraer clientes potenciales. Es el primer punto de contacto y señal visual entre el cliente y el producto. En la mayoría de los casos, si el empaque no logra impresionar al cliente, este cambiará a productos alternativos. Por lo tanto, las empresas no pueden arriesgarse a utilizar un diseño de empaque suave, ya que pueden perder clientes. Los envases de tubos de papel proporcionan el mejor medio para imprimir elementos de marca complejos y gráficos de diseño. Es mucho más fácil mostrar la marca y la personalidad de la marca en los envases de tubos de papel en comparación con los envases de cajas de plástico. Las fuentes, colores, gráficos, etc. en los envases de tubos de papel parecen mucho más nítidos, nítidos e impresionantes. El empaque de tubo de papel es una mejor opción que el empaque de caja de plástico si desea la facilidad de la marca y cautivar la atención de su cliente.

Rentabilidad

El embalaje de tubos de papel es una de las opciones más rentables entre todos los materiales de embalaje. El proceso de fabricación de tubos de papel no requiere mucha mano de obra ni capital. Esto da como resultado el bajo costo de los tubos de papel. Puede ahorrar considerables costes de embalaje utilizando envases de tubos de papel. Esto puede ayudar a mejorar sus márgenes de beneficio. También puede obtener una ventaja competitiva en el mercado transfiriendo los costos de empaque reducidos a sus clientes en términos de precios más bajos. Los costes de almacenamiento de los envases de tubos de papel también son menores, ya que se pueden apilar fácilmente unos sobre otros en el almacén. Por lo tanto, si desea una opción de empaque de bajo costo y una buena relación calidad-precio, entonces el empaque de tubo de papel es su mejor opción.  

Conclusión   

Cuando se consideran todos los factores mencionados anteriormente, queda claro que el empaque de tubo de papel es mejor que el empaque de caja de plástico. Aunque las diferencias pueden no ser drásticas, todavía le va mejor que los envases de plástico en la mayoría de los frentes. Con el aumento de los envíos de envases sostenibles y de comercio electrónico, el uso de envases de tubos de papel solo aumentará exponencialmente en el futuro.

es_ESEspañol